reconoce sus orígenes

alemania, el favorito de la final de esta tarde en el maracaná. efe

Cuatro veces en las que el superfavorito perdió la final

Si algo nos cuenta la historia de los mundiales es que con frecuencia el equipo que llega como favorito a la final puede ser sorprendido.

Publicado: 2014-07-13

Alemania llega a la final del Maracaná con 17 goles convertidos, incluyendo goleadas de 7-1 y 4-0 a Brasil y Portugal, respectivamente, dos de las selecciones consideradas entre las favoritas del mundial antes de su inicio. Cuenta con una generación extraordinaria de jugadores y un despliegue táctico y técnico en la cancha que es la admiración de todos. 

Argentina no ha ganado ningún encuentro por más de un gol de diferencia y llegó a la final gracias a la tanda de penales y con un rosario en la mano. Ha dependido de la disciplina táctica en labores defensivas y de la inspiración de Messi.

Pero si hay alguna lección que aprender de la historia de los mundiales es que el resultado de la final muchas veces no traduce lo visto en el campeonato. Aquí, cuatro ocasiones en las que el equipo que llegaba a la final deslumbrando, y en algunos casos goleando como la Alemania de Brasil 2014, se quedaron sin la Copa.

BRASIL-URUGUAY 1950

Una de las historias más contadas de este mundial fue la del Maracanazo, tal vez la sorpresa más grande de la historia, cuando Uruguay enmudeció a 220.000 espectadores y todo un país ganándole 2-1 a un Brasil que festejaba con anticipación. Los números de ese conjunto brasileño eran impresionantes. Habían marcado 21 goles en 5 partidos: 4-0 a México, empate 2-2 con Suiza y luego 2-0 a Yugoslavia. En el grupo final la catarata de goles se duplicó: 6-1 a España y 7-1 a Suecia. En comparación, Uruguay –si bien había goleado a un semiprofesional Bolivia 8-0 en primera ronda– en el grupo final empató angustiosamente con España 2-2 y luego venció a duras penas a Suecia 3-2.

HUNGRÍA-ALEMANIA OCCIDENTAL 1954

El 'ballet húngaro' tenía en sus filas a Puskas, Bozsik, Kocsis y Hidegkuti, entre otros. Venía de ganar las Olimpiadas de Helsinki en 1952 y había sido el primer verdugo histórico de los soberbios ingleses (6-3 en Londres, 7-1 en Budapest). En la Copa Mundial de Suiza, los magiares siguieron arrollando y llegaban a la final con Alemania con 25 goles anotados en 4 partidos (9-0 a Corea del Sur, 8-3 a Alemania –si bien era un conjunto teutón lleno de suplentes–, 4-2 a Brasil y 4-2 a Uruguay). A los 8 minutos de la final ya vencían 2-0 a Alemania, pero los dirigidos por Sepp Herberger terminaron volteando el partido 3 a 2.

HOLANDA-ALEMANIA OCCIDENTAL 1974

En la famosa ‘Naranja Mecánica’ de Rinus Michels y su “fútbol total” está el germen de lo que conocemos como el fútbol moderno. Con la base del Ajax campeón de Europa e intérpretes de lujo como Cruyff, Neeskens, van Hanegem y Resenbrink, llegó a la final en Munich con 14 goles anotados y solo uno en contra. En su camino, desmanteló por completo a Uruguay, Argentina y Brasil. Igual que los húngaros, ya ganaban en el inicio de la final, gracias a un penal convertido por Neeskens. Luego, Breitner y Gerd Muller cambiaron la historia y los holandeses siguen esperando hasta hoy su primer título mundial.

BRASIL-FRANCIA 1998

El menos pintado de todos los equipos mencionados en esta lista, el Brasil de Francia 98 venía de ser campeón en Estados Unidos y era el gran favorito frente a una selección francesa que demostraba regularidad y solidez, pero que no había capturado la imaginación ni de sus propios compatriotas. Además, los sudamericanos tenían al 'fenómeno' Ronaldo. Lo que sucedió en Saint Denis es historia conocida: El joven Ronaldo convulsionó en el vestuario y de la mano de Zidane, Francia dio la gran sorpresa, venciendo 3 a 0.

Siga toda la cobertura de Brasil 2014 en Lamula.pe




Escrito por

Juan Carlos Ortecho

Twitter: @jcortecho. Periodista. Investigación, boxeo, fútbol y zurcidos invisibles


Publicado en