VacúnateYa!

imagen: efe

Alemania 7 - Brasil 1

Müller (10'), Klose (22'), Kroos (24' y 25'), Khedira (28') y Schürrle (68' y 78') dieron el triunfo a los europeos. Óscar descontó para los locales.

Publicado: 2014-07-08

Brasil tomó la iniciativa en los primeros minutos. A través de proyecciones por los costados y remates por el centro, la verdeamarela empujó contra su propio arco a los alemanes. Sobre los 2', Marcelo se animó a disparar de larga distancia. Neuer siguió la dirección del balón con la mirada. Empezar bien no siempre significa terminar de la misma manera.

Los dirigidos por Löw no tardaron en reaccionar. Cinco minutos después, con un Khedira adelantado sobre su posición habitual, los germanos inquietaron la valla de Julio César tras ganar las espaldas de los zagueros brasileños. El disparo del mediocampista salió desviado. Fue el aviso de lo que se vendría.

Transcurridos los 10' de juego, un tiro de esquina ejecutado desde el sector derecho terminó en los pies de Müller, quien empujó el balón a las redes. Cuatro camisetas verdeamarelas en el área chica, sin tener a quien incomodar, vieron cómo su arquero fue vencido. David Luiz fue el único que se dio cuenta de la ausencia de marca contra Müller y decidió ir a su encuentro, aunque su reacción no serviría de nada.


Brasil sintió el golpe y, en vez de avanzar sus líneas para voltear el marcador, se replegaron y asumieron el liderazgo del rival. Sobre los 22', Klose recibió un pase de Müller y, tras perder el primer mano a mano con Julio César, remató con el arco a su disposición y notoria pasividad en la marca. Este tanto dio el record de goleador histórico de los mundiales (16) al germano.

Luego del primer intento de Klose, Marcelo se resbaló y perdió el seguimiento de la jugada. De haber continuado, el lateral hubiese impedido que el '11' anotara y desplace, como lo hizo, a su compatriota Ronaldo en el registro histórico de las Copas del Mundo.


Dos minutos después, con el ánimo por los suelos y la franja izquierda totalmente desprotegida, un centro al corazón del área terminó en un potente remate de Kroos. Su disparo ancló en el ángulo inferior derecho de la valla brasileña. Julio César llegó a manotear el balón, pero su esfuerzo no fue suficiente para evitar la caída de su meta.

Contrario a su desempeño en el primer tanto, David Luiz se quedó parado, al costado de su guardameta, estorbando e impidiéndole tener una mejor visión de la jugada. Esta vez no había nadie a quien requintar, salvo enojarse consigo mismo. La sangre en el ojo y la amargura del resultado no pudo ser plasmada en la reacción que la verdeamarela necesitó.

Minimizado, casi desaparecido del terreno de juego, Brasil volvió a demostrar su vulnerabilidad tras la trepada de Khedira sobre el sector izquierdo. El volante fue solidario con su compañero Kroos, quien llegó por el centro para vencer nuevamente el arco de los locales.

Fernandinho y Luiz Gustavo marcaron con la mirada, mientras que Dante intentó cubrir el vacío dejado por Julio César, quien fue burlado por cuarta vez consecutiva, en apenas cuatro minutos de juego.

Pasaron sólo tres minutos para que Alemania aumente la diferencia en el marcador. La retaguardia brasileña fue un desastre. Esta vez, Özil, con la misma fórmula del cuarto tanto, dejó solo a Khedira. Tras participar en la creación y asistencia de los goles anteriores, el contención del Real Madrid colocó el esférico en el ángulo izquierdo. Una copia de la anotación anterior.

Marcelo, en vez de ir a la marca de Khedira, prefirió correr hacia la línea de su arco para pararse bajo los tres palos. Lo más probable es que haya querido ser el 'salvador de la jugada'. Lamentablemente no contó con que el disparo vaya dirigido al lado contrario de su ubicación.

Iniciados los segundos cuarenta y cinco minutos, Brasil se posicionó como tuvo que hacerlo durante la primera etapa. El protagonismo de Neuer apareció en varias ocasiones para evitar el tanto del honor verdeamarela. Con una defensa sólida, los atacantes se sintieron confiados para aumentar el marcador. Y así sucedió.

Sobre los 68', a través del capitán Lahm, Alemania volvió a vulnerar la dócil resistencia de Brasil. Siempre pasivos en la marca, los locales permitieron al lateral levantar la cabeza y ubicar libre de presión al recién ingresado Schürrle. El ariete, quien no había tenido oportunidad de marcar en la competencia, la empujó para decretar el sexto.

Diez minutos después, Schürrle se mandó con la individual y, de espléndido toque, puso el balón pegado al travesaño. Inatajable para Julio César, quien, más allá de los siete goles, no tuvo mayor responsabilidad. Con una defensa entregada y un 'Scratch' -como equipo- desconocido, el guardameta del Toronto careció del apoyo de sus compañeros.

Pese al holocausto futbolístico, Brasil no merecía irse sin el gol del honor. A poco de terminar las acciones, Óscar se sacó de encima a Boateng y, tras quedar frente a Neuer, envió el balón a las redes para permitir el desahogo de los anfitriones. 

Si bien su tanto no tuvo la trascendencia que se hubiera deseado, el mismo sirvió para no retirarse del partido con la canasta vacía. Probablemente parezca inútil, pero, para cuestiones de honra, dignificó en algo.

ALINEACIONES

Brasil: Julio César, David Luiz, Fernandinho, Marcelo, Hulk, Fred, Óscar, Dante, Luiz Gustavo, Bernard y Maicon. DT.- Scolari.

Alemania: Neuer, Höwedes, Hummels, Khedira, Schweinsteiger, Özil, Klose, Müller, Lahm, Kroos y Boateng. DT.- Löw.

Sigue la cobertura de LaMula.pe y revisa el blog mulero sobre Brasil 2014.


Escrito por


Publicado en